Constelaciones Individuales

Constelaciones Individuales

Los seres humanos somos seres sistémicos. Desde nuestro organismo hasta los grupos de los cuales formamos parte: la familia, el grupo de amigos, de trabajo, barrio, ciudad, país, etc., son sistemas de diferente complejidad y con diferentes reglas. Cada hecho que suceda dentro de los mismos va a afectar de manera diferente a cada miembro y va a tener repercusiones en los siguientes.

Por ejemplo: si una madre pierde a un hijo a edad temprana es posible que esto afecte la manera como trate a sus otros hijos o si un padre pierde su trabajo y la economía de la familia se resiente esto va a

repercutir también en los hijos y por ende, en los nietos.
Cada uno de nosotros venimos de dos familias: la materna y la paterna. De dos culturas, dos raíces, somos una rara amalgama, preciosa, única que trae toda la información de nuestros ancestros aunque no se manifieste, toda ella, en una vida. En medicina sabemos que cada ser humano tiene un fenotipo que es la información genética que se manifiesta: color de ojos, talla, contextura, etc. y un genotipo que es “toda la información genética” que proviene de las dos familias.
Si por un momento miramos la red familiar: hermanos, padres, abuelos, bisabuelos, descubrimos muchos hechos que sucedieron a través de las generaciones: migraciones, muertes tempranas, secretos, exclusiones, separaciones, quebrantos económicos, guerras, etc. Algunas de ellos fueron tan
dolorosas que no se pudieron siquiera abordar.
Siguen estando vivos en el sistema, teniendo su efecto en los que siguen.
Quien toma una consulta individual trae una serie de temas que siente que limitan suvida actual. Dificultades en la pareja, en lo laboral, estados emocionales disfuncionales, enfermedades, relaciones difíciles con los hijos o con los padres, etc. Pueden ser varias las áreas que pueden estar afectadas como también pueden ser varias las implicaciones que puede tener esa persona tanto por vía paterna como por vía materna.
Cuando el consultante explora su árbol familiar estas implicaciones que nos limitan van emergiendo de manera secuencial. Ya sea espacialmente, desplegando su psicogeografía o a través de imágenes sistémicas que nos habitan es posible que este material aflore y pueda ser sanado.
Cuando uno lleva luz a estos hechos, cuando quienes no eran mirados ahora sonvistos, cuando aquello que sucedió ahora tiene un lugar y es honrado ¡todo el árbol lo bendice! Y en las palabras de los consultantes aparece: “alivio, paz, sorpresa, nuevo, entero y el propio lugar”.